¡Crea tu propia pasta dental en casa!

Hace tu propia pasta dental

Esta receta está elaborada con ingredientes súper fáciles de conseguir y lista en minutos!

Muchas de las pastas dentales que comúnmente consumimos contienen sustancias innecesarias y hasta contraproducentes para nuestro cuerpo y dientes. Además haciendo tu pasta dental casera economizás y al mismo tiempo cuidás tus dientes generando un menor impacto en el medio ambiente! ♥️

Ingredientes

2 cdas. de Aceite de coco comestible
1 ó 2 cdas. de Bicarbonato de sodio
1 ó 2 gotas de aceite esencial de menta *

* También se puede utilizar aceite esencial de Naranja

Simplemente mezclar los ingredientes y ponerlos en un recipiente con tapa y listo! Este es un gran uso para sus latas recicladas de Mama Bruja.

En épocas de frío, el aceite de coco se solidifica, si es así, colocar a baño maría hasta que esté líquido.

Otro tip para esas épocas, es una vez hecha la pasta, si se endurece, agregarle un poquito de aceite de girasol, que también es antibacteriano, esto hará que no llegue a solidificarse por completo.

Conservar a temperatura ambiente y lejos de la luz.

El Bicarbonato de sodio desinfecta, ayuda contra cavidades, placas, mal aliento y gingivitis. Al contrario de lo que se suele creer, es muucho menos abrasivo que las mismas pastas dentales comerciales! Así que no es algo por lo cual preocuparse.

La Asociación Dental Americana (ADA) estableció un índice de Abrasividad (RDA) y en él marca al bicarbonato con índice de abrasividad de 7, cuando el agua tiene un valor de 4 y las pastas dentales comunes van de 68 hasta 250!

El aceite de coco contiene ácido láurico, mirístico, oleico y linoléico y vitaminas E y K, por ello tiene propiedades antibacterianas y cicatrizantes que ayudan a limpiar la boca, evitar caries y cuidar las encías. L

os aceites esenciales son antibacterianos, así que también ayudan a eliminar las bacterias de la boca. El de menta, además de refrescar el aliento, neutraliza olores y ayuda a producir saliva, lo cual es muy bueno, ya que la sequedad bucal es uno de los motivos por los que pueden aparecer caries, gingivitis o mal aliento.

¡Que la disfruten!